Ferdinandea

Ferdinandea

En el mundo hay muchos territorios que dos o más países se disputan (con mayor o menor suerte). En España nos viene a la cabeza enseguida la Isla (o islote) Perejil, o incluso Ceuta y Melilla, todos ellos territorios españoles reclamados por Marruecos. Hay más ejemplos, como Cachemira, las Islas Malvinas, Guantánamo, Los Altos del Golán o Jerusalén Este. La lista más completa que he encontrado es la de la wikipedia. Generalmente, este tipo de controversias no suelen tener ninguna gracia, pero hay (o mejor dicho, hubo) una disputa territorial que si que me parece divertida, o por lo menos, entretenida.

Antes de seguir, debo decir que parte de la bibliografía consultada para redactar este post estaba en italiano, que no es precisamente mi lengua materna. Como siempre que traduzco algo, pido disculpas (a mis lectores y al idioma).

El 10 ó el 11 de julio de 1831 apareció una isla muy cerca de Sicilia, a unos 30 km. al sur (ver mapa). Tenía una superficie de unos 4 km2, y llegaba a levantar unos 67 metros sobre el nivel del mar, y su “surgimiento” estaba provocado por el volcán submarino Empedocles. Al poco de emerger, en Sicilia tienen noticia del evento, y se ponen en marcha para reclamar la soberanía de la isla. Recordemos que en 1831 la unificación italiana no se había producido, y que el Reino de las Dos Sicilias (cuya dinastía reinante era la Borbón) era todavía independiente. Deciden llamar a la isla Ferdinandea, en honor a su rey Fernando II. Los ingleses, como no, omnipresentes en medio planeta gracias a su fabulosa armada, avistan la isla, y deciden apropiarse de ella. El 24 de agosto plantan una bandera en la isla y la llaman Isla Graham (ellos dirían Graham Island, seguramente).

Un mes después, Francia entra en liza. El 26 de septiembre envían una fragata a la isla (¿Ferdinandea?, ¿Graham?) en la que van un geólogo (Constant Prevost) y un pintor (Edmond Joinville). La idea era estudiar el fenómeno, pintarlo (no había cámaras de fotos, por supuesto) y apropiarse de la isla, claro. La bautizaron como Julia (se supone que por el mes en el que surgió de las aguas). Los franceses dejaron una bandera y colocaron una placa que rezaba: “Isla Julia. Constant Prevost, profesor de Geología de la Universidad de París. Edmond Joinville, pintor. 27,28,29 de septiembre de 1831”.

En respuesta a esto, el rey de Nápoles Fernando II envió una corbeta, cuya tripulación tomó posesión de la isla, puso una bandera y la bautizó como Ferdinandea. Solo faltaban los españoles, que reclamaron la isla, pero no enviaron expediciones, ni plantaron banderas, ni la bautizaron de ninguna manera (total, ¿para qué?). La disputa territorial no se vió resuelta hasta que a principios de 1832, la isla se hundió en el mar. Hay constancia de que resurgió en 1846 y en 1863, pero no durante mucho tiempo. Tampoco hubo más litigios territoriales.

A día de hoy, la isla, o lo que queda de ella, está a unos 6 metros por debajo del nivel del mar, en lo que se conoce como Banco de Graham. Por último, quiero mencionar tres anécdotas al respecto (¿para qué estamos aquí sino para comentar anécdotas?):

  • La primera noticia que hay de actividad volcánica en torno a esta isla data de tiempos de la Primera Guerra Púnica (Roma vs Cartago) en el siglo III a.C.
  • En 1986, en pleno conflicto Libio-Americano (que duró poco la cosa, la verdad) los americanos confundieron a Ferdinandea, (o al volcán Empedocles) con un submarino libio, por lo que le lanzaron un misil.
  • Por último, en 2002, por la actividad sísmica de la zona, se creyó que Ferdinandea iba a resurgir de las aguas, por lo que el Gobierno Italiano (a cuyo frente estaba Berlusconi) decidió mandar unos buzos a que plantaran una bandera italiana en la cumbre del volcán submarino, de manera que al aparecer la isla en la superficie marina, ya tuviera la bandera puesta. No hubo suerte, porque Ferdinandea siguó bajo el mar.

Espero que os haya gustado la historia de una isla que surgio de la nada, fue reclamada por 3 naciones (casi cuatro) y fue atacada por una quinta. Me recordó un poco a Tintín y la Estrella Misteriosa, que aprovecho para recomendar. Además, es el año Tintín.

La estrella misteriosa

Bibliografía: [1] y [2] .

Anuncios

3 comentarios to “Ferdinandea”

  1. meneame.net Says:

    La isla fantasma del Mediterráneo

    Ferdinandea, la isla volcánica que aparecio un buen dia en medio del Mediterraneo, y por la que se enfrentaron varias potencias europeas, incluida España. 150 años después, fue atacada -por error- por Estados Unidos. Está muy cerca de Sicilia.

  2. CHeCHuS Says:

    Hola! Me llamo Cecilia, tengo 21 años y soy Argentina. Me cruce con tu página buscando info de la torre Eiffel y la verdad me parece muy buena! Felicitaciones!!! Tenés cosas muy interesantes sobre hechos históricos de distintos países y curiosidades (por cierto creo que los yanquis NO fueron a la luna)
    Saludos!!!

  3. Top Posts « WordPress.com Says:

    […] Ferdinandea [image] En el mundo hay muchos territorios que dos o más países se d […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: