Dromedarios en la Toscana

Otro post italiano más. Este trata de un curioso experimento que se llevó a cabo en la Toscana del siglo XVII. En esta época la Toscana estaba regida por el Gran Duque Fernando II, Medici, (el retratado es él) biznieto de Lorenzo el Magnífico. Sin embargo, en el momento de la historia que nos ocupa, 1622, el Gran Duque tenía solamente doce años, por lo que era su madre, Magdalena de Austria quien detentaba el -exiguo- poder del Gran Ducado de la Toscana desde su puesto de regente.

 

Fernando II Medici

 

Ahora cambiemos de tercio: pasemos a hablar de camellos y dromedarios. Lo primero es explicar las diferencias entre unos y otros. El camello (Camelus bactrianus), también conocido como camello asiático, tiene dos jorobas, mientras que el dromedario (Camelus dromedarius, en la imagen, tomada de aquí) tiene una sola joroba y se le conoce también por el nombre de camello arábigo. El dromedario es mucho menos peludo y robusto, y es bastante más grande que su primo de dos jorobas. El camello (asiático) es una especie en extinción por lo menos en estado salvaje, mientras que los dromedarios están muy lejos de la extinción, ya que además de no estar en absoluto amenazados en su hábitat primigenio (por llamarlo de alguna manera), que es Arabia, han sido exportados a otras latitudes como Australia, el Sahara, Canarias o la Toscana.

 

A Australia fueron llevados por los ingleses en los primeros tiempos de su colonización del continente, y cabe destacar que muchos de ellos han regresado a la vida salvaje. Digo regresado porque los dromedarios fueron animales salvajes hasta que fueron domesticados por el hombre en algún momento del tercer milenio antes de Cristo. A Canarias llegaron procedentes de Marruecos en el siglo XV, mientras que al Sahara occidental llegaron en la época romana, probablemente procedentes de Egipto. Poco a poco nos vamos acercando al tema del post de hoy: los dromedarios de Pisa.

 

Dromedario

 

 

 

Pisa fue una ciudad-estado muy próspera en el siglo XIII, rivalizando con otras potencias marítimas como Venecia o Génova. Siempre inmersa en guerras contra unos u otros, es derrotada de manera especialmente traumática por Génova, que arrasa su puerto, poniendo punto final a una de las cuatro famosas Republicas Marineras (Genova, Venecia, Pisa y Amalfi). La puntilla para Pisa vendría en 1406 cuando es ocupada por la potencia emergente en la Italia del siglo XV: Florencia. Es justo mencionar que el siglo de oro pisano dió al mundo una de las plazas (o campos) más brillante y conocida del mundo: el Campo dei Miracoli, donde conviven la famosa Torre Inclinada, la Catedral, un precioso Baptisterio y un singular Cementerio; todos ellos de visita obligada, por supuesto. En ese mismo siglo vivió y murió en Pisa un matemático llamado Leonardo de Pisa, pero conocido como Fibonacci. Estoy seguro de que la mayoría de los que hemos oído hablar de la sucesión de Fibonacci (o sufrirla como obvio ejemplo de recursividad en clases de programación) no la habíamos asociado con la ciudad de la Torre Pendente.

 

 

 

En las marismas de lo que antes era el puerto de Pisa se llevó a los dromedarios que al principio iban a servir como bestias de carga. Sin embargo, el proyecto fue abandonado al poco tiempo, y los dromedarios se fueron asilvestrando paulatinamente, hasta formar la única colonia de dromedarios salvajes en territorio europeo. En la Segunda Guerra Mundial se mató a muchos de ellos para poder comer su carne, pero no se exterminó completamente a la peculiar manada de dromedarios toscanos. En mi última visita a Italia tenía en la agenda comprobar in situ (o lo más cerca posible) la existencia de estos rumiantes, pero un fuerte resfriado me lo impidió. Si tengo otra oportunidad igual (y no me enfermo) prometo investigarlo y contarlo en este blog.

 

Duque de Urbino

 

Por último, una curiosidad que no viene mucho a cuento: el Gran Duque de la Toscana en la época de esta historia, Fernando II Médici, se casó y tuvo dos hijos con Victoria della Rovere, descendiente de los Duques de Urbino, uno de los cuales, quizá el más famoso (gracias al excelente retrato de Piero della Francesca, que se muestra en la imagen) Federico III de Montefeltro, participó en la Conjura de los Pazzi en 1478, donde fue asesinado un hermano de Lorenzo el Magnífico (y éste libro la piel de milagro). La participación de Urbino en la Conjura no se ha sabido hasta el año 2004 cuando Marcello Simonetta, un investigador de la Wesleyan University, descifró el contenido de una carta del Duque de Urbino.

 

Bibliografía: [1],[2],[3] y[4]

7 comentarios to “Dromedarios en la Toscana”

  1. kelly Says:

    q piola la informacion

  2. tania alexandra Says:

    tan feo parese una guey la primer imagen

  3. tania alexandra Says:

    gas q piolisima osea q pesar ja je ji jo ju chao veyby mutiplicate por cero porque esto nada que ver

  4. tania alexandra Says:

    osea gelow que cochinada

  5. POLA Says:

    ESTO ES LO QUE TIENES ?
    PUES YO TENGO UNA WED IGUAL
    A…..PERO NO, NO ES IGUAL LA MIA SI TIENE LO QUE NESECITA UNO Y NO ESCRIBO COSAS A LA SAR
    OYE …… PERO ESO ES LO QUE HACES TUUUU ,JA,JA,JA,JA Y JA
    DEBES SABER QUE NOOOOOOOOOO Y NOOOOOOOO ME SIRVIO DE NADA¡
    ERES UNA BRUTA

  6. POLA Says:

    ES UNA PIOLA ESTO
    ERES UNA……. COMO SE DISE ?
    A YA SE DICE BRUTA Y MAS BRUTA

  7. miriam Says:

    gracias por la explicacion de la diferencia entre camello y dromedario, algo que no sabia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: