MOSE (Otra de Venecia)

La historia de Venecia es una historia de comercio, intrigas palaciegas, diplomacia y también de ingeniería. La propia ciudad, enclavada en una serie de islas (117), separadas por (150) canales y unidas por (aproximadamente 400) puentes es un prodigio de ingeniería. Sin embargo, se hunde. El nivel del mar tiende a subir, y la propia ciudad se hunde. Se juntan el hambre y las ganas de comer.

En el siglo XX la ciudad se hundió 24 centímetros de media, por culpa de la sobreexplotación del acuífero. Este problema está en parte solucionado con el cierre de todos los pozos ilegales que había en la ciudad, pero las mareas, o “acqua alta”, no. El punto más bajo de la ciudad es la muy turística Plaza de San Marcos, donde está la Basílica del mismo nombre, y el Campanile (del que ya nos ocupamos en otro post). Tanto por culpa del viento, como de la lluvia, de las mareas en sí (que en el Mar Adriático son las más fuertes del Mediterráneo), dicha plaza se inunda unas 200 veces al año. Puede parecer que este hecho tiene un cierto encanto, sobre todo porque al inundarse la plaza, las dichosas palomas que la invaden se van a otra parte; sin embargo, a los comerciantes les provoca unas pérdidas bastante cuantiosas (llegando a tener que cerrar unos 60 días al año de media), además de la incomodidad que supone. Por no hablar del deterioro de los edificios y otras estructuras.

Es por todo esto por lo que se convocó un concurso para ver que soluciones se podían aplicar, y se eligió una de ellas: la llamada MOSE (Modulo Sperimentale Elettromeccanico). Este proyecto, muy prolijamente explicado en el documental de Discovery Channel que os enlazo abajo (4 fragmentos de casi nueve minutos cada uno) consiste fundamentalmente en dos cosas: tres barreras artificiales a modo de malecón en cada una de las tres entradas a la Laguna (Chioggia, Malamocco y Lido), y 79 pontones levadizos en las mismas entradas que se izarían cuando el agua supere un determinado nivel (110 cm). Los pontones estarían habitualmente llenos de agua en el lecho de la Laguna, y cuando procediera, se llenarían de aire, levantándose. En el esquema que he sacado de la Wikipedia queda bastante claro el funcionamiento.

MOSE

El procedimiento parece sencillo, pero es muy caro. Las primeras estimaciones dadas en el proyecto constructivo de 2004 hablan de 3.000 millones de euros en cinco años. Como siempre, de lo que se habla en el proyecto constructivo a lo que sale de la obra, habrá una diferencia. Y podemos sumarle la inflación acumulada. Por supuesto, tampoco es simple de llevar a cabo. Las obras son complicadas, nunca se ha hecho nada parecido antes, y el mar no lo pone fácil.

 

La oposición al proyecto surgió rápidamente. De hecho, es frecuente ver en Venecia pintadas contra el proyecto (esta foto es mía). En el quinto vídeo que os enlazo se da voz a esta corriente de opinión. En el propio documental, también, pero de pasada y con un cierto sesgo. Esta parte está al final del segundo fragmento del documental.

Para los que os dé pereza ver los videos, os resumo sus argumentos. Aducen que es caro, que es innecesario, porque no ha habido muertos ni hundimientos por las inundaciones, que los venecianos “tienen todos botas de agua”, y que la Laguna es un sistema vivo y que las compuertas de MOSE no la dejarían respirar, entre otros. No hay que olvidar que las aguas de la Laguna no son especialmente cristalinas. Las razones, así, son medioambientales y económicas. WWF tampoco apoya el proyecto. Por otro lado, hace unos quinientos años, los venecianos dedicieron desviar los ríos que desembocaban a la Laguna para evitar que el aluvión acabara con la propia Laguna (como ocurrió con el puerto de Rávena, por ejemplo). Fueron unas obras colosales, con un impacto medioambiental tremendo, pero salvaron Venecia.

 

En la foto del satélite (o avioneta) de Google se aprecia la entrada a la Laguna, en este caso la más meridional, Chioggia, y el malecón artificial en media luna que está ya construido. El de Malamocco también está construido aunque no se vea en la foto, y el de Lido no aparece en Google Earth, pero puede que ya esté acabado.

 

Chioggia

En cuanto a la polémica de MOSE SÍ/ MOSE NO, es un tema peliagudo. Yo tengo clara mi postura (más o menos), pero me la reservo por ahora. Os propongo una cosa: echadle un vistazo al documental de Discovery Channel (está en inglés, pero se entiende bien), luego escuchad a la plataforma de NO MOSE (en italiano, pero se entiende la mayoría de lo que dicen como si fuera castellano), y dejad en los comentarios vuestra opinión.

El documental de Discovery Channel,




 

El avance del “MOSE NO”

 


Una respuesta to “MOSE (Otra de Venecia)”

  1. eso Says:

    No mose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: