Lorenzo de Valla

Lorenzo Valla

Cualquiera sabe que dos gallos en un gallinero es un problema. En la alta edad media los dos gallos en el gallinero de Europa eran el Papa y el Emperador. Al principio, Imperio no había más que uno (el bizantino), pero luego el Papa, para desestabilizarlo, decidió inventarse otro: el Sacro Imperio Romano Germánico, cuyo primer titular fue Carlomagno. Este nuevo imperio constituía un desafío para Bizancio, y acabó siendo un problema mayor para el Papa, pero esa es otra historia. Hoy quiero hablar de un oscuro lingüista italiano, del siglo XV, cuya afición por la verdad hizo avanzar al mundo. O quizá no.

Lorenzo de Valla sabía más y mejor latín que pocas personas de su época, y decidió echar un vistazo a algunas cosas. Por aquella época, el Papa basaba su derecho a gobernar los Estados Pontificios en un documento, la Donación de Constantino, en el que supuestamente, este Emperador legaba al Papa Silvestre todo el Imperio Occidental (incluso antes de haberse establecido esa división) por haberle curado de la lepra.

No es el momento de cuestionar los poderes taumatúrgicos de los primeros papas y obispos, que además, se supone que perdieron precisamente en tiempos de Constantino; ni preguntarse por qué nadie hizo nunca referencia alguna a la lepra del emperador hasta seis siglos después (cuando aparece la Donación) ;al contrario, Lorenzo Valla lo que hizo fue poner en tela de juicio el documento, la Donación misma. En pura teoría databa del siglo IV (cuando reinó Constantino), pero no hubo noticias de ella hasta el siglo IX, cuando los conflictos entre el Papa y el Emperador de Occidente empezaron a agudizarse.

Si estaba escrita en el siglo IV, ¿por qué había tantas palabras y tantos giros propios de siglos posteriores? ¿No será esto un fake como la copa de un pino ? Pues sí, lo era. Lo que me imagino que Valla nunca pensó es que el Papa Eugenio IV iba a alegrarse de oir esto. El Papa montó en cólera y ordenó apresar a Valla, que no cayó en sus manos al estar refugiado en el Reino de Nápoles, por aquel entonces en malas relaciones con el Papado.

Todo esto ocurría entre los años 1439 y 1440, poco tiempo después de que concluyeran las obras de la cúpula de Florencia, de la que hablamos ayer. El resultado de las investigaciones de Valla no se empezó a conocer en el resto del mundo hasta 1517, y principalmente entre los miembros de una nueva escisión de la Iglesia Romana, la Protestante.

Lorenzo Valla no se quedó parado. La tomó con el Credo Apostólico, del que se afirmaba que habían sido los Apóstoles sus autores. El procedimiento fue el mismo. Análisis morfológico, y carbono 14 con las palabras. El resultado es que, o bien había sufrido diversas actualizaciones o bien no tenía nada que ver con el siglo I. La primera mención a este Credo data de finales del siglo IV, y la versión latina se sabe que es de principios del siglo VIII.

Otro documento puesto en la picota por Lorenzo de Valla es una carta que Jesucristo había enviado (supuestamente) a Abgar, rey de Edesa. En hebreo, por supuesto. También circulaba una leyenda al gusto de la época, que se descubrió que había sido inventada en el siglo IV por el Obispo de Edesa de entonces. Merece la pena echarle un ojo a la historia del tal Abgar, que tiene su enjundia.

A punto estuvo Lorenzo Valla de que le encarcelaran en una visita a Roma en 1444. No sé en que estaba pensando, pero al final huyó a Barcelona. Dedicó el resto de su vida a otros asuntos, más o menos relacionados con los ya relatados, como arremeter contra San Agustín de Hipona (acusándole de herejía), poner en tela de juicio la Vulgata como tal traducción fiable de la Biblia, y recomponer su amistad con el Papa (no con Eugenio IV, sino con Calixto III).

Falleció en Roma, en 1457, a los 50 años de edad.

Bibliografía:

  1. El mundo y sus demonios. Carl Sagan. Planeta.
  2. Wikipedia.
  3. Aquí vienen fotos de la sepultura de Valla en Roma.

2 comentarios to “Lorenzo de Valla”

  1. ismael Says:

    hola su pagina es bien interezante pero quiero hacerle una pequeña orientacion, claro sin ofender, 1- ponerles al final de cada apostor como murieron, 2- poner al comienzo de cada apostol una pequeña foto. nada es cuanto porfavor si pueden tomar en cuenta mi sujerencia. gracias.

  2. LuzMarina GómezGuerrero Says:

    Hola. Sería bueno acoger la sugerencia de Ismael. Ojalá la foto no sea la de las estatuas sino unas que se ajusten a las características orientales de los 12 llamados DISCIPULOS cuando estaban con Jesucristo pero después de Él se les llamó APOSTOLES en razón al llamado de ‘ID por todo el mundo para predicar el evangelio a toda criatura”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: